Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en España, con cerca de 120.000 decesos anuales, representando uno de cada cuatro fallecimientos. Las cifras van en aumento, sobre todo las relacionadas con la hipertensión, obesidad y la diabetes. Por eso, la fisioterapia cardiovascular o rehabilitación cardiaca se torna tan importante.

Un estilo de vida sedentario, una mala alimentación, el consumo de tabaco y alcohol o defectos genéticos son los principales causantes de enfermedades cardiovasculares, como la insuficiencia cardiaca, la enfermedad arterial coronaria y periférica, la hipertensión arterial sistémica, el infarto de miocardio o el aneurisma de aorta. ¿Sabías que muchas se pueden prevenir con un correcto tratamiento de fisioterapia y ejercicio, así como reducir los efectos secundarios una vez sufridas.

La ONU señala que el 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes cardiovasculares son evitables, simplemente, con dieta sana y un estilo de vida activo. Una vez sufrida alguna de esas enfermedades, la fisioterapia cardiovascular se vuelve indispensable para ayudar en la recuperación o en la mejora de la calidad de vida, así como evitar posibles recaídas.

Los profesionales fisioterapeutas analizarán, de manera pormenorizada, las características de cada paciente para elaborar un plan de trabajo en torno a la rehabilitación cardiaca.

Primero, analizarán la capacidad respiratoria, la frecuencia cardiaca y la presión arterial de los pacientes, para adaptar los ejercicios a sus características fisiológicas, conociendo los límites seguros de consumo máximo de oxígeno y la frecuencia cardiaca máxima tolerable.

Terapia de alto nivel

La prioridad para las personas que se recuperan de una enfermedad cardiovascular grave, como un infarto de miocardio o una insuficiencia cardiaca, es no sufrir una recaída que ponga en juego sus capacidades vitales o que conlleve un alto riesgo de muerte. Con un buen plan de fisioterapia, se obtienen mejoras de entre el 30 y el 35% transcurrido el primer año de tratamiento. El resto de ventajas vienen de la mano. La mejora en la funcionalidad de los pacientes (que se estima de en torno al 30%) desemboca en un retorno más rápido a las actividades laborales del paciente y a su rutina clásica diaria.

La inversión en un buen profesional, que personalice el tratamiento en torno a cada individuo, reducirá el consumo de medicamentos, de realización de pruebas exploratorias y de visitas al médico, disminuyendo así los gastos en salud y, en consecuencia, reduciendo entre un 12 y un 20% la mortalidad por estas causas.

En definitiva, la fisioterapia cardiovascular ha derribado los estereotipos de la rehabilitación cardiaca. Sus resultados están más que demostrados; reducen la mortalidad y la probabilidad de recaer en este tipo de dolencias, reincorporan a la persona a sus rutinas antes de lo normal y suponen, con el tiempo, un ahorro para las administraciones públicas y el propio paciente.

Clase de educación física

En Fisioekin programamos entrenamientos personalizados a cada paciente según sus capacidades y patología. Está altamente demostrado los beneficios del ejercicio físico que actúan sobre el pronóstico, menor tasa de hospitalización y mayor supervivencia así como mejor calidad de vida: el ejercicio físico supervisado, y personalizado a cada condición tiene efectos y mejoras sobre el:

  • Consumo de oxígeno,

  • Sobre los factores de riesgo clásicos (mejor control de la hipertensión arterial, mejor perfil lipídico: disminución de triglicéridos, colesterol toral, colesterol LDL, aumento del colesterol HDL, mejor control de la diabetes, disminución del peso y la adiposidad)

  • En la función endotelial mediada por mejoría de la vasodilatación dependiente del endotelio y mejor funcionalidad del oxido nítrico

  • Sobre la inflamación: descenso de la proteína C reactiva

  • A nivel hematológico :disminución de la agregación plaquetaria y aumento de la fibrinólisis

  • En el sistema nervioso autónomo

  • Sobre la circulación colateral.

  • Sobre la angiogénesis: proceso fisiológico que consiste en la formación de nuevos vasos sanguíneos y así mejorar la nutrición y perfusión a nivel multisistémico

La fisioterapia alto