La fisioterapia ayuda a tratar las discapacidades físicas y motoras provocadas por lesiones y enfermedades que afectan al sistema neuro-musculo-esquelético, a los músculos, articulaciones, huesos, nervios así como a las afecciones del sistema cardiovascular, respiratorio principalmente. La fisioterapia y el ejercicio en enfermedades crónicas es una de las herramientas más útiles, tanto para la prevención como para el tratamiento. Debido a la mejora de los tratamientos médicos de las patologías sistémicas agudas, cada vez son más las personas con patologías crónicas medicamente controladas que demandan fisioterapia y programas de ejercicio físico️ adaptados a sus limitaciones funcionales y características individuales, con el fin de mejorar su calidad de vida, pronóstico de su enfermedad y capacidad funcional e independencia.

Numerosas enfermedades son cada vez más frecuentes entre la población mundial, como el cáncer, la obesidad, la diabetes, la hipertensión o la osteoporosis; entre otras.

El ejercicio físico ha demostrado ampliamente que debe estar presente tanto en la prevención como en el tratamiento de la mayoría de estas enfermedades, con el fin de minimizar y/o ayudar a controlar sus síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Sin embargo, para que esto sea posible, el ejercicio debe ser cuidadosamente prescrito y administrado; conocer la fisiopatología que subyace en las principales patologías crónicas y saber los efectos que tiene el entrenamiento sobre ellas es un objetivo que FISIOEKIN quiere promover para programar el ejercicio de manera específica y adaptada a cada sujeto dependiendo de sus condiciones físicas.

Por ello, diseñamos programas de #ejercicioterapeutico para combatir contra la enfermedad, prevenirla y mejorar la eficacia de los tratamientos y calidad de vida


FISIOEKIN quiere promover el ejercicio y la fisioterapia como una necesidad para las diversas enfermedades y por ello acompañar a los pacientes a iniciar un camino donde el objetivo será mejorar el pronostico de la enfermedad y la mejor tolerancia y eficacia de los tratamientos a los que vean sometidos. El ejercicio acompañado de la fisioterapia debe estar presente en las siguientes enfermedades siempre y cuando no haya contraindicaciones médicas:

  • Enfermedades cardiovasculares

    • Infarto agudo de miocardio

    • Insuficiencia cardiaca trasplante cardiaco

    • Enfermedad isquémica

    • Hipertensión arterial

    • Enfermedad arterial periférica

  • Enfermedades pulmonares

    • EPOC

    • Asma

    • Fibrosis quística

  • Enfermedades neuromusculares

    • Esclerosis múltiple

    • Alzheimer

    • Parkinson

    • Fibromialgia

  • Enfermedades metabólicas y endocrinas

    • Obesidad

    • Diabetes

    • Dislipemias y hiperlipemias

    • Insuficiencia renal

  • Enfermedades oncológicas

    • Cáncer de mama, colon, pulmonar...

  • Enfermedades articulares y óseas

    • Artrosis

    • Osteoporosis

  • Poblaciones especiales

    • Gente frágil y de la tercera edad: sarcopenia

    • Embarazadas

Su uso en clínica debería ser ya una PRIORIDAD, no una opción y FISIOEKIN puede ayudarte.

Todas ellas precisan realizar ciertos ejercicios físicos controlados, pero se requieren una intensidad, frecuencia y duración determinada para cada enfermedad y cada caso individual.

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España defiende la importancia de su disciplina para tratar patologías crónicas. Esta permite "controlar y reducir los factores de riesgo" de múltiples enfermedades. Los pacientes con varias dolencias, de mayor edad y con limitación funcional, son los que más se benefician de este tratamiento.

El movimiento funcional es fundamental para que una persona se considere sana. El fisioterapeuta, como profesional sanitario experto en movimiento y ejercicio para la salud, contribuye a mantener, mejorar o recuperar la autonomía-a funcional de sus usuarios. Además, desarrolla programas de prevención, contribuye a la detección temprana y evalúa los factores de riesgo para las enfermedades crónicas.

fisioterapia en enfermedades crónicas.jpg

La fisioterapia también permite realizar técnicas analgésicas para aliviar el dolor crónico de algunos pacientes. Algunas de estas técnicas son, por ejemplo, el masaje y la terapia manual, las cuales tienen un efecto inmediato real sobre el dolor. Para disminuirlo de una manera sostenible, estos métodos se suelen combinar con ejercicios y movilizaciones. Por otra parte, algunas de las técnicas de fisioterapia respiratoria y los programas de ejercicio terapéutico ayudan a reducir los dolores articulares provocados por enfermedades como la artrosis o la osteoporosis, entre otras.

prescripcion y ejercicio fisico.jpg

​Prehabilitación y Rehabilitación

El concepto de prehabilitación viene determinado por la importancia de afrontar un proceso de cirugía o trasplante en las mejores condiciones físicas y funcionales posibles. Realizar un programa multimodal donde el ejercicio es una pieza clave permitirá llegar al paciente en el mejor estado de forma y salud posible para evitar mayor tiempo de hospitalización, menores secuelas, mejor tolerancia a los tratamientos y mayor independencia y calidad de vida

Si el tratamiento se empieza en cuanto se diagnostica la dolencia, enfermedad o cuando aún no está muy comprometida la autonomía del paciente, se consigue mantener, en gran media, la buena funcionalidad del sistema y capacidad funcional.

Además tras la intervención y durante el proceso de tratamiento medico, el control con fisioterapia y ejercicio es clave para superar y mejorar las secuelas de la enfermedad y aumentar la supervivencia así como evitar recaídas y deterioro funcional.

Como ves, son muchos los aportes de la fisioterapia y el ejercicio en enfermedades crónicas. Sin duda, esta disciplina es una gran aliada para estos enfermos y sus familiares.

rehabilitacion y prehabilitacion.jpg